Casa de tierra en Matauko, Araba

Este proyecto llegó de la llanada alavesa, de un paisaje de campos de trigo, donde los propietarios, Iker y Sandra, querían construir una casita de 80m2 en autoconstrucción con criterios bioclimáticos y de bioconstruccción.

Para elegir el emplazamiento se realizó un estudio geobiológico, ubicando así la casa, en una zona tranquila, orientada al sur.

Iker y Sandra tenían claro que querían poner una chimenea de gran inercia para calentar la casa. Considerando el volumen del edificio, se planteó la chimenea en el centro del mismo, organizando la vivienda alrededor de ella.

Los muros se han construido con BTC (bloques de tierra comprimida) y el resto de la estructura es de madera. La estructura de la cubierta se ha diseñado con medidas de geometría natural. El cerramiento de los astiales es de paja y el resto de muros se ha aislado exteriormente con corcho y fibra de madera.

Los muros se revocaron con mortero de tierra arcillosa y los aceites y las pinturas del resto de los acabados los han elaborado Iker y Sandra, y por supuesto son naturales.

Se ha realizado una instalación eléctrica biocompatible y empleado tubos y cables libres de halógenos.

[justified_image_grid developer_link=hide]